NOTICIAS Y MÁS

Primer Congreso de Historia de la Fotografía en Argentina. Reflexiones sobre una nueva disciplina histórica a treinta años de distancia.

Celebración del 30° Aniversario de la primera edición del Congreso de Historia de la Fotografía.


Abel Alexander le entrega el diploma recordatorio a Hilda Brandy.


Felicitas Luna celebra con alegría este momento tan singular. La hija de Felix Luna hoy dirige el Museo de Motivos Argentino José Hernández y la revista “Todo es Historia”.


De izquierda a derecha, tras los barbijos, Francisco Medail, Verónica Tell e Inés Yujnovsky.


ABEL ALEXANDER

(1943)


Historiador fotográfico argentino, investigador, restaurador, coleccionista y conservador de fondos fotográficos.


Es autor y coautor de numerosos libros, ensayos, catálogos y artículos sobre la fotografía histórica argentina. Desde hace décadas se desempeña como periodista especializado en fotografía antigua del diario Clarín de Buenos Aires. En 2021 se publica su obra “Estos débiles papeles son más fuertes que los ladrillos” (ArtexArte, Colección Pretéritos Imperfectos, Buenos Aires)


Descendiente en 5ª generación del daguerrotipista y fotógrafo alemán Adolfo Alexander (1822-1881).


Curador de numerosas exposiciones sobre daguerrotipos y de antiguas fotografías a nivel nacional. Ha dirigido diversos Museos Fotográficos y Fototecas Históricas. En el año 1985 fue miembro fundador del Centro de Investigaciones sobre Fotografía Antigua en la Argentina "Dr. Julio F. Riobó".


En 1992 inició junto a Miguel Ángel Cuarterolo y Juan Gómez los reconocidos Congresos de Historia de la Fotografía de trascendencia nacional e internacional a través de 12 encuentros.


Actualmente preside la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía (SIHF).


Durante 15 años organizó junto a Juan Travnik las exposiciones sobre fotografía histórica nacional en la Foto Galería del Teatro San Martín, de la Ciudad de Buenos Aires.


Desde el año 2006 y hasta 2018 se desempeñó como Asesor histórico-fotográfico de la Fototeca "Benito Panunzi" de la Biblioteca Nacional "Mariano Moreno", de Buenos Aires.


Ha editado diversas colecciones fotográficas como "La Fotografía en la Historia Argentina", "Escenas de la Vida Cotidiana”, "Un Siglo de Fotografía Argentina" y otros títulos sobre esta temática histórica.


En septiembre de 2017 participó como co-autor y expositor invitado de la muestra "La Fotografía en Argentina (1850-2010). Continuidad y Contradicción" organizada por el J. Paul Getty Museum de Malibu, California.


En julio de 2021, la Academia Nacional de Bellas Artes de Argentina le otorgó el premio Gratia Artis 2021 “en virtud de haber consagrado su vida al estudio, la difusión y apoyo de las Artes Visuales con calidad y continuidad relevantes”.


Y también en 2021, la Academia Nacional de la Historia lo designa miembro correspondiente.

Por Abel Alexander *

El 21 de mayo pasado un grupo de investigadores fotográficos ingresaba lentamente al hermoso edificio del Círculo Médico de Vicente López (CMVL). Se percibía la emoción que embargaba a la mayoría, en especial a los veteranos de cabezas blancas -autores y oyentes- quienes habían protagonizado en ese mismo edificio, nada menos que el 1° Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.


Se conmemoraba así el 30° aniversario de aquellas históricas jornadas, ocurridas los días 23 y 24 de mayo del año 1992 cuando, convocados por un anhelado e incierto sueño común, se reunieron los flamantes investigadores fotográficos argentinos -presencia enriquecida con la participación de tres especialistas latinoamericanos- ansiosos por compartir conocimientos y experiencias.


A esta jornada del 21 de mayo de 2022 asistieron más de 50 integrantes de la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía; fuimos recibidos por el actual director del Círculo Médico, el doctor Marcelo Maucci, quien había colaborado con el equipo del Dr. Sergio Lugo en el Congreso de 1992. En los festejos tuvimos a su vez la invalorable ayuda de Alberto Expósito y de la licenciada Silvia Koslab de Maucci. Ubicados en el amplio auditorio se inició el acto recordando que, en esa casa amiga de nuestro patrimonio fotográfico, se celebraron cuatro congresos; los tres primeros en años sucesivos y el octavo, en 2003. Cada uno dio origen a una publicación: el Número 1, del año 1992, con un Prólogo de Abel Alexander y 28 ponencias; el segundo (1993) con el Prólogo de Félix Luna y 43 ponencias; el número 3, de 1994, con Prólogo de Juan Gómez y 41 ponencias, y el octavo, del año 2003 con el Prólogo de Marie-Loup Souguez (España) y 62 ponencias.


Hubo una fuerte emoción al recordar a los colegas fallecidos, y más adelante disfrutamos con la agradable sorpresa de los mensajes proyectados en una gran pantalla con los saludos de Ilonka Csillag (Chile); de Luz Castillo, directora de la Fundación "Arte x Arte", donde se realizará el próximo Congreso en septiembre del año 2023; del arquitecto Ramón Gutiérrez; del pionero Hugo Géz desde San Luis; de la permanente colaboradora Cristina Mirabelli y como signo esperanzador, la invitación formal del arquitecto Mario Lazárovich para participar del 1° Congreso de Historia de la Fotografía en el Noroeste Argentino (NOA), en la ciudad de Salta, programado para septiembre de este año.


Alexander y Priamo, historiadores fotográficos pioneros.



Fueron disertantes el anfitrión, doctor Marcelo Maucci, Alberto Expósito, Abel Alexander, Luis Priamo y Mariana de Cabo; en ese orden. Se entregaron diplomas de reconocimiento y, como es habitual, hubo numerosos sorteos gracias a la gran cantidad de libros fotográficos donados por sus autores y cuyos números de suerte salieron de las manos de Morena Luna. En ese ambiente de camaradería se destacó la colaboración esencial de Axel Alexander, Juan Carlos Borra y Luiza Pereira; y además, el compromiso de Eduardo López quien, en un stand especial, exhibió los afiches y las cuatro Memorias editadas con los trabajos presentados en esos Congresos pioneros que se desarrollaron en esta sede.


Luego en el hall del auditorio del CMVL se descubrió una placa conmemorativa por el 30° aniversario -también en homenaje póstumo a la memoria del Dr. Sergio Lugo- acto donde participaron su viuda y Alberto Expósito. A continuación, y como en aquellos años felices de fríos inviernos, fuimos invitados con unas sabrosas empanadas salteñas y buenos vinos para recordar las jornadas pioneras.


Desde una mirada retrospectiva podemos afirmar que, la conjunción de entidades clave, como el Centro de Investigaciones sobre Fotografía Antigua en la Argentina "Dr. Julio F. Riobó" (1985), los activos Congresos de Historia de la Fotografía (desde 1992 hasta la actualidad) y la acción señera de la Fundación Antorchas, fueron delineando una nueva y valiosa corriente histórica que avanzó a paso firme con el transcurso de los años. No es casualidad entonces que, recientemente, fueran incorporados a las Academias Nacionales de Bellas Artes e Historia los precursores histórico-fotográficos Luis Priamo y Abel Alexander.


En un somero resumen sobre las tres décadas iniciales, podemos apreciar el enorme impulso que ha creado esta nueva disciplina histórica; por ejemplo, las doce Memorias de los respectivos Congresos hasta aquí editadas incluyen más de 500 trabajos de investigación, y sólo sobre los primeros cien años de nuestra fotografía; abrieron sus puertas numerosos Museos Fotográficos; han surgido varias Fototecas -destacamos la bautizada "Benito Panunzi", de la Biblioteca Nacional-, y actualmente se estudia la historia de la fotografía argentina en diversas universidades públicas y privadas del país. Además, se ha disparado la edición de excelentes libros sobre esta temática, hemos disfrutado numerosas exposiciones y conferencias; han nacido nuevas entidades, como "Amigos de la Cámara"; se dictan cursos sobre preservación y conservación fotográfica, y entre estos hitos mencionamos las esperadas subastas y sus catálogos-libros de la firma anticuaria “Hilario. Artes, Letras Oficios”, junto con un largo etcétera. 


Retrato grupal de buena parte de la concurrencia. 



Pero como los recuerdos pueden a veces fallar, a seis lustros de distancia de estos sucesos, acudo al testimonio que escribí en la "Introducción" de la Primera Memoria del año 1992, cuando nadie y a pesar de nuestro entusiasmo, podía predecir lo que sucedería a futuro, en especial con la irrupción de la revolucionaria fotografía digital que todo lo potenció.


1° CONGRESO DE HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA


Introducción


En agosto de 1991 y durante el desarrollo de un importante congreso histórico local realizado en la sede del Círculo Médico de Vicente López, pergeñamos de pronto la idea de organizar un evento de características similares, pero dedicado específicamente a la fotografía histórica. En esa ocasión el Dr. Sergio Lugo, responsable cultural de la entidad, nos brindó su incondicional apoyo para que esta idea fuera realizable y en esa misma casa.


El Comité Ejecutivo se conformó con la inapreciable colaboración de los amigos Miguel Ángel Cuarterolo y Juan Gómez, la Secretaría General recayó en el mismo Dr. Lugo y, el apoyo institucional lo brindó generosamente la Federación Argentina de Fotografía (FAF), presidid por Walter Rodríguez.


Desde el primer momento el Comité Ejecutivo se propuso alcanzar tres objetivos básicos. 1) Lograr la participación efectiva de los investigadores y entidades vinculadas a la fotografía en todo el país, asumiendo así una clara postura federalista.  2) Involucrar a otras instituciones históricas de prestigio, en el convencimiento de que esta tarea multidisciplinaria traerá aparejado un fructífero intercambio académico. 3) Realizar una adecuada divulgación nacional e internacional para promocionar la problemática de la antigua fotografía en todos sus aspectos.


A medida que el proyecto se iba desarrollando tuvimos la certeza que el Congreso era de hecho una necesidad largamente esperada por numerosos amantes de la fotografía de antaño. Las constantes adhesiones e inscripciones nos dieron la pauta que existía una necesidad real de encuentro e intercambio entre quienes trabajan en forma solitaria y aislada en la investigación y rescate de las viejas imágenes.


Finalmente, el 23 de mayo de 1992 quedó inaugurado el Congreso con la asistencia de más de 120 personas provenientes de ocho provincias argentinas y con tres representantes de países latinoamericanos.


Durante las pausas de aquellos dos días, los historiadores, fotógrafos, museólogos, investigadores y archivistas pudieron apreciar además exposiciones organizadas al efecto, como imágenes primitivas de auténticos daguerrotipos y ambrotipos o vistas urbanas y rurales que convivieron junto a visores estereoscópicos y cámaras del siglo XIX. En forma paralela se exhibió una muestra sobre la postal fotográfica dedicada a la historia de la medicina en el país.


En otra dependencia se desarrolló la exitosa 1° Feria del Libro Histórico Fotográfico donde se reunieron monografías, ensayos, libros y catálogos que le dieron a los asistentes, la oportunidad de tomar contacto con materiales bibliográficos de difícil obtención hasta ese momento.


Debemos agradecer a la prensa nacional e internacional por el cálido apoyo brindado a esta inédita iniciativa. La publicación de interesantes artículos sobre el Congreso nos permitió difundir en un amplio espectro las diferentes conclusiones y posturas de los asistentes.


Esta Memoria del 1° Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina viene a sumarse ahora a las contadas publicaciones que, durante medio siglo, se dedicaron a este tema. En tal sentido debemos señalar que, cada vez que indagamos sobre los inicios de la investigación histórica de nuestra fotografía, invariablemente nos encontramos con la gigantesca figura del Dr. Julio F. Riobó, estudioso apasionado y coleccionista pionero de daguerrotipos quien, hacia la década de 1940 escribió y publicó los primeros ensayos sobre esta materia.


Para seguir su ejemplo, hoy presentamos esta nueva obra que abarca los primeros 100 años de la fotografía en la Argentina y lo hacemos con la satisfacción de ofrecer nada menos que 28 textos inéditos, los cuales provienen de colegas de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Juan, Mendoza, Chubut y Santa Cruz, enriquecida a su vez por los aportes latinoamericanos de tres investigadores de Uruguay, Brasil y Venezuela.


La variedad de temas abordados convierte a este libro en un caso único dentro de la escasísima bibliografía especializada pues, por primera vez, 28 autores de distintas geografías tienen la oportunidad de publicar sus obras en forma conjunta en un solo tomo.


Un somero análisis de los trabajos indica la diversidad de temas abordados. Se pueden encontrar aspectos desconocidos de la etapa del daguerrotipo en el interior del país, reveladoras biografías de olvidados fotógrafos; registros geográficos y arquitectónicos junto a trabajos dedicados a la antropología, pero también a los registros médicos, bélicos, mortuorios o periodísticos; la irrupción de la fotografía social, testimonios ferroviarios y hasta el inicio de la cinematografía, como hija dilecta del invento de Monsieur Daguerre.


Es importante indicar que la edición de esta 1° Memoria se pudo concretar gracias a la generosidad de la firma Agfa Gevaert Argentina S. A., a la Fundación Antorchas y a Femeba Salud, cuyos aportes conjuntos fueron decisivos y a quienes agradecemos sinceramente.


Si en el discurso inaugural señalamos que el Congreso era un gran encuentro nacional, ahora debemos agregar que este libro -a través de sus 500 ejemplares- es el mejor testimonio de aquellas felices y estimulantes jornadas. 


* Especial para Hilario. Artes Letras Oficios



¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales