INVENTARIOS QUE CUENTAN HISTORIAS: “RAZÓN DE LA LAYA DE FERRATERÍA QUE SE GASTA EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES”

Alcayata para puertas y ventanas que llaman de anca de rana.







RAMÓN GUTIÉRREZ (Buenos Aires, 1939)

Argentino. Arquitecto. Investigador Superior del CONICET, jubilado. Miembro de Número de las Academias Nacionales de la Historia y de la de Bellas Artes de Argentina, y Correspondiente de las de España, Portugal y de varios países americanos. Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Tucumán (Argentina), la Universidad Ricardo Palma (Lima. Perú) la Universidad Andina (Cusco. Perú), la Universidad Católica Santa María (Arequipa. Perú) y la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla, España). Premio Nacional de Arquitectura (FONART 2003). Declarado por la Legislatura, Ciudadano Ilustre de Buenos Aires (2011).  Director del Centro de Documentación de Arquitectura Latinoamericana, CEDODAL. Autor de más de 300 libros y varios cientos de artículos sobre temas de arquitectura, urbanismo y patrimonio.


Por Ramón Gutiérrez

Este documento, sin fechar, se encuentra en el Archivo de Indias en Sevilla y forma parte de la campaña que en la segunda mitad del siglo XVIII se realizó para tener inventarios de los elementos y productos que se generaban o se utilizaban en los dominios americanos. Se trataba de determinar cuáles eran útiles a las actividades del reino y se podían aprovechar en la metrópoli, como de hecho sucedió con las ricas maderas cubanas que fueron utilizadas para la construcción del Palacio Real de Madrid o que favorecieron la localización de los astilleros en La Habana o Guayaquil. También obviamente, para beneficiar la exportación de elementos fabricados en la metrópoli hacia las colonias, como parece ser el destino de este inventario tendiente a sistematizar, mediante el relevamiento, la definición de las exportaciones peninsulares.

En general, muchas de estas descripciones geográficas e inventarios fueron realizadas por miembros del Real Cuerpo de Ingenieros Militares y trasladadas por los Virreyes, Gobernadores o Intendentes al Consejo de Indias. Hemos actualizado la transcripción y es necesario aclarar que el término “laya” que utiliza el documento equivale a “tipo”, por ejemplo, de “tal laya”. El manuscrito original puede consultarse en el Archivo General de Indias. Legajo de Audiencia de Buenos Aires, N°37. Dado que el documento habla de la “Provincia de Buenos Aires” es probable que sea anterior a 1776, cuando se crea el Virreinato del Río de la Plata o de Buenos Aires (su capital). También apoya esta presunción el hecho de que no figuran en el inventario registros de rejas de hierro para ventanas con las planchetas y perfiles que más tarde se generalizaron, importadas la mayoría de Vizcaya.

Detalle de bienes:

+ Barretas de un grueso regular y las más largas de cinco cuartas y la punta más ancha su lengüeta de corte de tres dedos de ancho poco más o menos, y en la otra que forma cuatro esquinas que rematan en punta y el cuerpo de la barreta que sea redondo.

+ Azadas que tengan el ojo grande de ancho una tercia y a proporción el largo y así estas, como las barretas calzadas con buen acero y de las dichas azadas algunas menores.

+ Azadillas que tengan como media vara con el ojo grande y de otras que llaman escardillas.

+ Azadones con su pico de punta de arriba y a la parte que sirve para cavar y haga la figura de la barreta con el propio ancho la lengüeta también calzada de acero. 

+ Dichos con las dos puntas aguzadas que hagan cuatro esquinas.

+ Palas de todos tamaños pero ninguna de las muy grandes.

+ Mazos con dos cabezas que tengan el ojo grande.

+ Picos para piedras de tahonas como los que acostumbran en España.

+ Rejas para arados como las que se acostumbran en España.

+ Hachas vizcaínas que tengan el ojo grande, cabeza de martillo y algunas más chicas de todo tamaño, calzadas de buen acero.

+ Azuela toda de fierro la boca de una cuarta, calzadas de buen acero y que tengan hacia arriba.

+ Dichas Azuelas de todos tamaños para carpinteros con su argolla y lo demás que es menester para armarlas.

+ Fierros para todas layas de cepillos calzados de buen acero.

+ Escoplos de todos los tamaños los más anchos con tres dedos de boca calzados con buen acero parte que son todos de fierro y otras que se le puedan poner cabos de madera.

+ Esgubias y demás herramienta que acostumbran los carpinteros y escultores.

+ Los fierros necesarios para armar bancos de trabajar carpinteros.

+ Alcayatas para puertas y ventanas que llaman de anca de rana con sus clavos de remache.

+ Cerraduras para puertas y ventanas y cajas de todos tamaños que tengan las llaves fuertes.

+ Dichas cerraduras de cerrojo con sus llaves. Dichos sin ellas.

+ Pasadores para puertas y ventanas de todos los tamaños con colas y sin ellas.

+ Aldabillas y picaportes que sean fuertes.

+ Barrenos y barrenas de todos los calibres y algunos que tengan el caño de fierro.

+ Guadañas de las que gastan en España para segar yerba larga y algunas de las cortas, con sus argollas para ponerles los cabos de palo.

+ Hoces para segar trigo.

+ Toda laia de sierras que sean de buen temple.

+ Serruchos de todos tamaños ingleses que tengan los mayores una cuarta de ancho la hoja y como una vara de largo, con sus cabos de madera y en ellos la manija de una mano.

+ Cucharas y hachuelas para Albañiles.

+ Escuadras de fierro y demás instrumentos necesarios que se gastan para trabajar en el dicho oficio.

+ Yunques, tenazas, martillos y demás necesario que acostumbran los Herreros para trabajar en este oficio.

+ Limas de todos tamaños.

+ Compases de todos tamaños.

+ Ollas de fierro de tres pies y con ellos la altura de una cuarta grandes y chicas con sus tapaderas de lo mismo.

+ Sartenes y cucharones de lo propio.

+ Platos y fuentes de peltre.

+ Cucharas de metal amarillo que deberá ser bastante grueso y durable.

+ Semillas de todas calidades como también las que son necesarias para plantación y árboles frutales se encontrarán con abundancia en Buenos Aires y su jurisdicción y lo propio todas las castas de animales que sean necesarias.



¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales