VOLVER

SUBASTAS

EXPERIENCIA HILARIO IX - CAPÍTULO 2

Caldero de teñir lana. Fines del siglo XIX.

Caldero de cobre utilizado por décadas en un taller textil de la ciudad de Londres, provincia de Catamarca. Se lo empleaba en especial para teñir lana de oveja con grana cochinilla -logrando ese rojo intenso tan atractivo a la vista-, merced a su interior revestido de peltre y su fondo cóncavo que favorece la impregnación más uniforme de las fibras. Medidas: Diámetro: 40 cm. Alto: 30 cm.


Vieja práctica reafirmada en los nuevos estudios: “Son recomendables las ollas de peltre (que no estén despostilladas) o de barro con recubrimiento. Las de acero inoxidable se consideran excelentes, pero resultan muy caras…Se pueden utilizar ollas de cobre o hierro, pero se obtendrán resultados diferentes a los que se llega con las recetas que aquí se incluyen; normalmente los colores serán más oscuros.” (1)


Imaginamos un probable origen en Asia Menor, traído a la Argentina por inmigrantes de la comunidad sirio libanesa que llegaron huyendo del yugo discriminatorio a que los sometía el imperio otomano bajo cuya dominación se hallaba su territorio hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, y también de la Guerra de Trípoli de 1911, para la que eran reclutados de modo obligatorio sus hijos. El Noroeste de nuestro país –por su similitud geográfica- les resultó por demás acogedor y allí se radicaron para dedicarse buena parte de ellos al comercio.


Notas: 

1. María Hurtado: Recetario tintes naturales. 2016, p. 28, En Internet: Edit. Digital ISSU Inc. Copenhague. Dinamarca.

ITEM 72
PRECIO U$S 460

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.