VOLVER

OBRA GRÁFICA

ARTE JAPONES

LA ESTAMPA JAPONESA, EL UKIYO-E, Y SU MÁS DESTACADO ARTISTA: KITAGAWA UTAMARO

La señorita Tomimoto Toyohina leyendo una carta. Japón. Circa 1825.

Estampa con la firma de su autor: “Utamaro hitsu”; el sello del editor: Tsutaya Juzaburo, y la marca de censura: “Kiwame”. Medidas: 37,5 x 24 cm. Obra en buen estado, enmarcada. Sus primeras ediciones fueron ejecutadas hacia 1793 en tanto que este ejemplar es una versión datada en torno a 1825. Se conservan otros ejemplares  en la colección Baur de Ginebra, y en el MET de Nueva York.

La estampa denota un elevado preciosismo técnico: la tinta plateada como fondo, y la realización de ciertos detalles por presión en seco, es decir sin tinta; nos referimos a los bordes de las hojas y las flores. A partir del dibujo original del más prestigioso maestro del Shogunato Tokugawa o período Edo (1603 - 1868), Kitagawa Utamaro, su elegancia nos muestra la belleza de este arte, tan apreciado en Europa, donde arribó en el siglo XIX, primero admirado por los Impresionistas, y ya en el XX, por las Primeras Vanguardias. Sus influencias se advierten en las creaciones de Van Gogh, Monet, Degas y Klimt

Kitagawa Utamaro (1753? - 1806), cuyo nombre significa "cantor de la mujer", logró crear un estilo particular en el que sus retratos femeninos alcanzaron el más alto prestigio, trasladándose en 1783 a Edo junto a su editor (Tsutaya Juzaburo), atraídos por la clientela más distinguida. En esos años ilustró las ediciones más lujosas y en 1788 logró el cenit de la fama con dos álbumes de xilografías titulados "El libro de los insectos" y "El poema de la almohada". Pero en 1804, siendo el maestro más destacado, realizó pinturas que representaban a la esposa y las concubinas de un poderoso dictador militar, las cuales fueron consideradas como insultos a su dignidad y juzgadas como sediciosas por el shogunato de Tokugawa. Utamaro fue castigado y la experiencia lo marcó emocionalmente. Así concluyó su carrera como artistas.

En palabras de la especialista francesa Gisèle Cambert, a principios de 1790 Utamaro “consolidó plenamente su talento, con un estilo muy novedoso que lo consagró como maestro indiscutible de su época, sobre todo en el género “bijin-ga” (mujeres bonitas). Atraído por el retrato, realizó verdaderas obras de arte representando rostros en primer plano, bustos (okubi-e) y bellezas de medio cuerpo (cortesanas, camareras, vendedoras...). Abordó el estudio de la psicología femenina, hito crucial de su labor artística. Expresiones, caracteres ligados a los rasgos de la cara, emociones engendradas por el amor, el deseo, la melancolía, actividades femeninas, la maternidad: esto era lo que lo apasionaba. Buscaba siempre la individualidad de su modelo. Y es que Utamaro ‘cantor de mujeres’, fue, por así decir, sensible a cada una de ellas, (...)"

Por un largo tiempo, Japón permaneció aislado del resto del mundo. El arribo de unos pocos mercaderes chinos y holandeses que amarraban en el puerto de Nagasaki, más precisamente en el islote de Deshima,en  cierto período del año, era el único contacto con el exterior. El gobierno militar se instaló en Edo -actual Tokio- que en el siglo XVII se convirtió en una de las urbes más populosas del mundo, superando el millón de habitantes. Este fenómeno de concentración urbana también se extendió por otras ciudades como Kioto y Osaka. Tamaño proceso de megas urbanizaciones fomentó en aquellas grandes urbes la creación de verdaderos centros de placer acotados a ciertos barrios reservados. Sin embargo, esta privacidad no pudo frenar el atractivo de la sensualidad de sus cortesanas que pronto se plasmaron en las estampas más exquisitas, las que también aludían a lo prohibido. Así es que desde 1790 se le aplicaban marcas de censura en señal de control.

"La señorita Tomimoto Toyohina leyendo una carta" es una fiel manifestación de aquel arte, las estampas ukiyo-e.

AUTOR KITAGAWA UTAMARO
PRECIO U$S 1100

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.